La computadora no ve el micrófono, ¿qué hacer?

Al conectar cualquier dispositivo periférico a una computadora, el usuario puede encontrar una variedad de problemas. El peor de los casos es que la PC simplemente no puede detectar el hardware conectado a ella, sin mostrar ningún signo de problema. Con un micrófono, como cualquier otro periférico, puede pasar lo mismo. Este artículo describirá las principales causas de tales fallas y brindará formas de eliminarlas.

Conexión incorrecta del micrófono

En las PC de escritorio simples, por regla general, hay tres puertos (enchufes) para trabajar con equipos de audio: azul, rosa y verde. Cada puerto tiene su propio propósito. De forma predeterminada, se usa un conector rosa para trabajar con un micrófono: aquí es donde debe conectarse. También debe asegurarse de que el conector del dispositivo esté completamente insertado en el conector.

Toma de micrófono

Algunos modelos de tarjetas de audio le permiten cambiar mediante programación la asignación de puertos de audio. El mal funcionamiento del controlador de la tarjeta de sonido, las acciones descuidadas del usuario, las acciones de malware, etc. pueden hacer que estos puertos se reasignen. En este caso, puede intentar conectar el micrófono uno por uno a cada uno de estos conectores, mientras verifica simultáneamente su rendimiento (por ejemplo, a través del programa regular “Grabadora de sonido” o “Grabadora de voz” de Windows).

Mal funcionamiento del hardware del equipo.

Si la causa del problema no es que el micrófono esté mal conectado, lo primero que hay que hacer es comprobar el funcionamiento del dispositivo y/o puerto del ordenador al que está conectado. La prueba del micrófono se puede realizar conectándolo a otra PC o a un dispositivo que admita dichos periféricos (por ejemplo, un reproductor de DVD). Si el micrófono funciona correctamente, queda por verificar los puertos en la computadora.

Además de los dispositivos analógicos convencionales, también existen micrófonos USB. Están conectados al puerto apropiado en la computadora. Puede verificar el rendimiento de este último conectando cualquier otro dispositivo, por ejemplo, una tarjeta flash. Si la computadora no responde de ninguna manera, es posible que el puerto USB esté fuera de servicio o deshabilitado por el software en el sistema operativo o la configuración del BIOS (pero este es un caso bastante raro, por lo que no lo consideraremos). En este caso, puedes intentar conectar el micrófono a otro puerto USB que hayas comprobado previamente con una memoria USB. Si el resultado es el mismo, puede que haya un problema de hardware con el micrófono o el conector USB.

Micrófono USB

Se puede probar el puerto de audio analógico de la computadora conectando otro micrófono que funcione correctamente. Si no funciona, probablemente haya un problema con la propia PC. Las fallas de hardware (fallo de una tarjeta de audio) no se pueden arreglar en casa, pero las de software sí. Es por problemas de software en la mayoría de los casos que la computadora deja de ver los equipos conectados a ella.

Mal funcionamiento del software

Entre los problemas de software más comunes se encuentran las fallas del controlador de la tarjeta de audio. La solución de problemas relacionados con esto se puede hacer de varias maneras:

  • Lanzamiento de una función en la computadora para encontrar y solucionar automáticamente problemas con el equipo de audio.
  • Reconfiguración de los principales parámetros de la tarjeta de sonido.
  • Actualización del controlador.
  • Reinstalación completa del software de la tarjeta de sonido.

Debes empezar por lo más sencillo.

Solución de problemas con las herramientas de Windows

La utilidad de solución de problemas para los sistemas operativos Windows (en adelante, se darán instrucciones para Windows 8/10) se inicia de la siguiente manera:

  • En el menú “Inicio”, busque y vaya a la sección “Configuración” (en lugar de una inscripción con el nombre de la sección, se puede ubicar un ícono en forma de engranaje).
  • Se abrirá una ventana con muchas subsecciones adicionales. Aquí debe encontrar “Actualización y seguridad”.
  • En el lado izquierdo de la ventana, se mostrará una lista de las funciones principales de esta sección, en la que debe seleccionar el elemento “Solución de problemas”.
  • El lado derecho de la ventana muestra las herramientas de solución de problemas disponibles para Windows. Debe hacer clic en “Reproducir sonido” una vez, después de lo cual se mostrará el botón “Ejecutar el solucionador de problemas” debajo de la inscripción.

Después de hacer clic en el botón, se abrirá una nueva ventana. La utilidad tardará un tiempo en recopilar la información necesaria, después de lo cual se le pedirá al usuario que realice una u otra acción (según la situación específica).

Solución de problemas con las herramientas de Windows

Si el solucionador de problemas encuentra un problema, se le pedirá al usuario la opción de “Aplicar esta corrección” u “Omitir este paso”. Cuando seleccione el primer elemento, el programa corregirá automáticamente el mal funcionamiento detectado. Si esto no ayuda, debe seleccionar el segundo elemento para continuar buscando otros problemas.

Solución de problemas en modo manual

Los solucionadores de problemas de Windows no siempre pueden detectar y solucionar el problema por sí mismos. Si el paso anterior no dio ningún resultado, puede intentar resolver el problema usted mismo configurando / reconfigurando algunos parámetros de la tarjeta de audio y su controlador.

El primer paso es verificar si la computadora ve el micrófono conectado. Para esto:

  • En el “Panel de control” de Windows, vaya a la sección “Hardware y sonido”, luego seleccione “Sonido” y vaya a la pestaña “Grabación” en la ventana recién abierta. También puede llegar aquí de otra manera: busque el ícono del altavoz en la esquina inferior derecha de la pantalla, haga clic derecho sobre él y seleccione “Dispositivos de grabación”.
  • La pestaña “Grabación” mostrará iconos de todos los dispositivos de comunicación disponibles, incl. y micrófono. Si la computadora ve el micrófono conectado, debajo del ícono correspondiente habrá una marca de verificación verde.
  • Si el micrófono no está conectado o no está disponible en este momento, es posible que su icono no aparezca en esta pestaña. En este caso, debe hacer clic derecho en un área vacía de la ventana y luego marcar las casillas junto a “Mostrar dispositivos deshabilitados / desconectados”. Incluso si un micrófono no está conectado, su icono se mostrará en la pestaña Grabación.
  • A continuación, debe volver a conectar el micrófono a la computadora, observando el cambio en el icono correspondiente. Si se enciende una marca de verificación verde debajo, significa que la computadora vio el micrófono, puede proceder a verificarlo. Para hacer esto, solo dígale unas pocas palabras y observe el cambio de color de las rayas frente al ícono. Cuando una señal del micrófono llega a la tarjeta de audio, las barras se vuelven verdes. Si no es así, vaya al siguiente paso.

Es posible que el micrófono existente no esté seleccionado como dispositivo de grabación predeterminado en la computadora o que haya sido desactivado por software. Ambos pueden explicar la falta de una marca de verificación debajo del ícono y/o la reacción de las barras opuestas. Para solucionar problemas:

  • Haga clic derecho en el ícono del micrófono, seleccione el elemento “Habilitar” en el menú desplegable (estará activo si el dispositivo fue deshabilitado por software).
  • Si el micrófono no está seleccionado como el dispositivo de grabación predeterminado, en la lista desplegable es suficiente marcar la casilla junto al elemento “Usar de forma predeterminada”.

Ajuste de los niveles de volumen

El micrófono, al igual que los altavoces, tiene ajustes de volumen, pero en este caso no son los responsables del volumen de reproducción del sonido, sino de la sensibilidad del dispositivo. Si el nivel de volumen es demasiado bajo, el micrófono no podrá captar los sonidos que se le hablan. Para aumentar el volumen, haga lo siguiente:

  • En la misma pestaña “Grabación”, seleccione el icono del micrófono y luego haga clic en el botón “Propiedades” a continuación.
  • En la ventana recién abierta, vaya a la pestaña “Niveles”.
  • El primer control deslizante es responsable del volumen básico (sensibilidad) del micrófono. Si está en la posición extrema izquierda, debe moverse hacia la derecha (hasta el límite) y hacer clic en “Aceptar”. Esto aumentará la sensibilidad.
  • El segundo control deslizante es responsable de la ganancia del micrófono. Por lo general, siempre está en la posición cero. Si aumentar el nivel de volumen no funciona, o la sensibilidad del micrófono es muy baja, puede intentar usar la función de refuerzo. Tenga en cuenta que un aumento en los decibelios (dB) puede hacer que el sonido se distorsione.

Ajuste del volumen del micrófono

Ajuste de la profundidad de bits y la frecuencia de muestreo, desactivación de mejoras

Todas las tarjetas de audio modernas admiten configuraciones de frecuencia de muestreo y profundidad de bits, y también permiten al usuario realizar varios cambios en su trabajo al mejorar ciertos parámetros. Sin embargo, todas estas configuraciones sutiles deben ser compatibles con dispositivos que se conecten a la tarjeta de sonido. De lo contrario, no podrán funcionar correctamente.

Si los problemas con el micrófono están conectados precisamente con esto, puede usar lo siguiente para solucionarlos:

  • Aquí, en la ventana de propiedades del micrófono, vaya a la pestaña “Mejoras” y luego marque la casilla junto a “Deshabilitar todas las mejoras” (deshabilitar todas las mejoras). Después de eso, presione el botón “OK” y verifique el micrófono.
  • Para cambiar la profundidad de bits y la frecuencia de muestreo en la ventana de propiedades del micrófono, vaya a la pestaña “Avanzado”.
  • En la sección “Formato predeterminado”, abra la lista desplegable y seleccione el primer elemento “2 canales, 16 bits, 44100 Hz (CD)”, luego haga clic en “Aceptar”. Los parámetros de frecuencia y profundidad de bits también afectan la calidad de la grabación de sonido, cuanto más altos sean, mejor será la transmisión de sonido. Por lo tanto, si la configuración del primer valor es exitosa, puede experimentar cambiando estos parámetros hasta obtener el resultado deseado.

Deshabilitar todas las mejoras (deshabilitar todas las mejoras)

Actualizar y reinstalar el controlador de audio

Lo primero que puede intentar es actualizar el controlador de la tarjeta de sonido con las herramientas habituales de Windows. Para esto:

  • Conectar a internet.
  • Vaya a “Panel de control”, luego a la sección “Hardware y sonido”.
  • Debajo del nombre de la sección “Dispositivos e impresoras”, busque y haga clic en el enlace “Administrador de dispositivos”.
  • Se abrirá una lista en la que debe encontrar el elemento “Dispositivos de sonido, juegos y audio” y hacer doble clic en él.
  • En la lista adicional que se abre, debe buscar el elemento con el nombre del dispositivo de sonido (por ejemplo, “VIA HD Audio”) y hacer clic derecho sobre él, y luego seleccionar “Actualizar controlador”.
  • Se abrirá una nueva ventana en la que debe seleccionar el elemento “Buscar automáticamente controladores actualizados”. Si Windows puede encontrar el controlador, lo instalará automáticamente.
  • Si el sistema informa que el controlador instalado es el más adecuado, puede intentar actualizarlo a través de Windows Update. Para hacer esto, en la ventana actual, haga clic en el botón correspondiente en su parte inferior.
  • Cuando vaya al “Centro de actualizaciones” queda hacer clic en el botón “Buscar actualizaciones” y seguir las instrucciones del programa.

Si todo lo demás falla, debe intentar reinstalar el controlador. Puede descargarlo de Internet o encontrarlo en el CD que vino con su computadora o en su disco duro (en el caso de las computadoras portátiles, los controladores generalmente se almacenan en la unidad “C”). Al iniciar el instalador, al usuario se le pueden presentar varias opciones:

  • Restaurar el controlador (si ya estaba instalado), lo que restablecerá su configuración.
  • Instalación de un nuevo controlador (si no está instalado).
  • Eliminación del controlador actual.

El primer paso es intentar restaurar el controlador. Si no ayuda, todo lo que queda es reinstalarlo. Para hacer esto, en el instalador, primero debe seleccionar la opción para eliminar completamente el controlador. Entonces la computadora se reiniciará. A continuación, debe ejecutar el instalador nuevamente, pero con el objetivo de instalar un nuevo controlador.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.